Un gran paraguas de luz con distintas secuencias que van cambiando al ritmo de conocidos villancicos es la propuesta más novedosa del Ayuntamiento de la capital zamorana para ilustrar las fiestas navideñas.

El montaje se puede ver en la Plaza Mayor, un espacio muy visitado a lo largo de la tarde de este jueves en el que se ha estrenado la iluminación navideña, en la que el Ayuntamiento ha invertido 50.000 euros.

Las luminarias que se han encendido esta tarde están situadas en las principales calles del centro de la ciudad, Alfonso IX, Príncipe de Asturias, Amargura, Santa Clara, San Torcuato, Balborraz, San Andrés y la propia Plaza Mayor, donde está también iluminada la fachada del Ayuntamiento y el cuartel de la Policía Local.

La iluminación se extiende por el principal eje del casco histórico hasta la plaza de San Ildefonso.

Los arcos de luz que se están colocando en los distintos barrios de la ciudad se activarán en los próximos días, una vez que concluya la instalación, que se ha retrasado más de lo previsto debido a las malas condiciones meteorológicas de días pasados.