¿En manos del Avenida?

Tras haber fallado lastimosamente en el primer envite por asegurar la permanencia en la noche del viernes en Madrid, Zamarat tampoco pudo lograr ese objetivo matemático después de la sorprendente victoria del Campus Promete riojano en Guernika en la tarde del sábado.

Esto hace que, para las dos jornadas que restan, en plena Semana de Pasión, la continuidad del cuadro naranja en la Liga Femenina se haya complicado sobremanera y, tras haber tirado por la borda en este anterior fin de semana las dos primeras opciones, al día de hoy vea como ya apenas puede permitirse ningún otro error más.

Porque, modestamente, creo que su derrota en Madrid fue lo que le dio alas al equipo riojano para ganar en Vizcaya; estoy seguro que si en la capital de la nación las cosas hubieran ido de otra manera el resultado en el Norte también habría sido otro. Y ahora están lanzadas, seguro, con ganas de dar guerra hasta el pitido final. En la próxima jornada, la penúltima de la liga regular, ambos equipos juegan en casa y tienen, a priori, compromisos bastante peliagudos.

Zamarat recibe al segundo clasificado, Girona, que tiene asegurada esa plaza para los play-offs finales, pase lo que pase en sus dos próximos partidos. Logroño recibe a Guipúzkoa, que tiene sus aspiraciones de meterse en el play-off final totalmente intactas. Pero también las tenía Guernika y ya saben ustedes cómo acabó la cosa.

Al día de hoy la situación vuelve a ser la misma que hace unos días: si las zamoranas ganan su partido no hay más posibilidades ni más especulaciones. Zamora se queda, Logroño desciende. Pero si, como aventura la lógica, el subcampeón se lleva los puntos del Angel Nieto, y las de San Sebastián hacen lo mismo que sus vecinos de Guernika (pifiarla), llegaríamos a la última jornada, con la tensión y la incertidumbre subidas al más alto nivel.

En esa última cita de la liga (prevista para el Sábado Santo), los dos equipos implicados juegan fuera. Zamarat viaja a Galicia para oponerse a Ferrol, actual cuarto clasificado (ahí también se va a quedar) y que se va a meter en play-off. El equipo de La Rioja se vendrá hasta Salamanca, para medirse a un Avenida que ya es primer clasificado, con todo a favor para renovar título, pero que ya ganó en Logroño ¡solamente por un punto! Podría darse la circunstancia que, si se diera una derrota zamorana en tierras gallegas, llegándose hasta el último día con todo por decidir, la permanencia naranja en la categoría dependiese, clara y taxativamente, de que el potente conjunto charro hiciese buenos los pronósticos.

En deporte ya saben ustedes que de vez en cuando suelen pasar cosas y darse resultados más o menos inesperados, que sorprenden a más de uno. En unos días lo comprobaremos qué es lo que sucede y de qué manera el futuro naranja en la máxima categoría del basket nacional está en manos del potente equipo vecino… o no.