La presidenta de la Diputación de Zamora, Mayte Martín Pozo, anunció este sábado, durante la celebración del Día de la Provincia que la institución provincial ha logrado reducir a cero su deuda a lo largo de este mandato y lo ha hecho, añadió, “no solo manteniendo, sino incrementando el nivel inversor”, llegando a los 63 millones de euros en infraestructuras básicas para los habitantes del medio rural. “Esta cantidad es el equivalente al presupuesto de un año de la Institución Provincial”. Además, añadió, se ha conseguido “aumentando también el presupuesto en materia social (34% del presupuesto con una cantidad cercana a los 20 millones de euros en 2018), manteniendo todos los programas de emprendimiento y los planes provinciales de empleo”.

Este logro, apuntó, ha sido posible gracias al trabajo de los empleados públicos de la institución y de los compañeros de Corporación pero también, dijo, a los alcaldes y concejales de la provincia. “Vosotros representáis la política con mayúsculas, sin horarios, sin descanso, atendiendo día a día las necesidades de vuestros vecinos, haciendo vuestros sus problemas y preocupaciones, aunque nada tengan que ver con el Ayuntamiento”.

Martín Pozo volvió a mostrar la disposición de la Diputación para trabajar por el bienestar de los pueblos de la provincia y garantizar el acceso de las personas del medio rural a los servicios básicos. “Para eso está la Diputación, para garantizar la igualdad de los habitantes del medio rural porque tiene los mismos derechos un vecino del pueblo más pequeño que uno que viva en un núcleo urbano.”

Mencionó de manera expresa los problemas de abastecimiento de agua que tienen algunos pueblos de la provincia y reflejó que ya se están licitando las obras de mejora de la planta que solucionará el problema en Sayago y está en marcha un proyecto para llevar el agua del Tera a 33 municipios de Tierra de Campos y Tierra del Pan en el que se invertirán siete millones de euros.

Martín Pozo reclamó para este proyecto el apoyo del Gobierno Central actual, un apoyo que ya había dado la Confederación Hidrográfica del Duero y el ministerio anterior. “Sería injusto que una cuestión de colores acabara con este proyecto”.

En esta misma línea, dijo que la institución “reivindicará y vigilará” que aquellas infraestructuras que fueron encauzadas por el gobierno anterior se ejecuten lo antes posible pro el actual ejecutivo. “Me estoy refiriendo a la conclusión de las obras del Tren de Alta Velocidad a Galicia, la Autovía desde Zamora a la frontera con Portugal así como la mejora del trazado de la N-63, desde Montamarta a Mombuey”. Todos estos proyectos, apuntó, “redundaran en el progreso y desarrollo de la provincia, en la creación de empleo y en el asentamiento de población en el medio rural”.

De la misma manera, aseguró que desde la institución provincial seguirán reivindicando la correcta cobertura de telefonía y acceso a internet en toda la provincia. “No es de justicia la situación que padecen algunas de nuestras comarcas, sobre todo las cercanas a la Raya portuguesa”.

Martín Pozo lanzó a los más de 800 asistentes al Día de la Provincia un mensaje de “optimismo” sobre el futuro de la provincia porque, añadió, “no debemos caer en el desánimo y el pesimismo ni tampoco instalarnos en la comodidad. Mensajes negativos y lastimeros no conducen a ningún sitio bueno”.

Se mostró convencida de que la provincia tiene un gran “potencial” con gran variedad de recursos naturales y agropecuarios, un gran patrimonio “que mostrar” y sobre todo “muchas personas válidas muy bien formadas y con muchas ganas de trabajar y emprender”. Muestra de esa buena formación de los jóvenes “es el acuerdo al que se ha llegado con la Universidad de Salamanca en la última reunión mantenida con el rector, Ricardo Rivero, para la cesión de las naves que la Diputación tiene libres en la Aldehuela y llevar a cabo allí la ampliación de su Parque Científico lo que favorecerá en el corto y medio plazo la instalación de empresas del ámbito tecnológico”.

La presidenta de la Diputación recordó también el potencial del turismo enológico en una provincia como Zamora que cuenta con cuatro denominaciones de origen vinculadas al vino y en la que se ha logrado la certificación para la ruta de Arribes del Duero.

Martín Pozo tuvo durante su discurso un recuerdo para las 34 mujeres asesinadas este año víctimas de la violencia de género, un gesto que arrancó el aplauso de los asistentes.

Finalizó la presidenta de la Diputación con un mensaje “de optimismo y una llamada a la unidad y al trabajo conjunto para mantener vivos nuestros pueblos y para procurar el desarrollo de nuestra provincia porque es el futuro de nuestros hijos y de las generaciones futuras”.