La Presidenta de la Diputación Provincial durante estos últimos cuatro años ha realizado un balance positivo de la gestión realizada tras el pleno celebrado este viernes 14 de junio. “Aquí no se gobierna nunca a gusto de todos, pero se ha mejorado un poco la provincia y se ha reducido la deuda a cero”, ha señalado.

Martín Pozo también ha hecho referencia al arreglo de muchos kilómetros de carreteras provinciales, el avance en servicios sociales o la colaboración con los grupos de acción local. Además, ha subrayado que se ha logado mantener el respeto entre los diferentes grupos políticos “sin ataques personales independientemente de sus diferencias”.

En cuanto a la despoblación, Martín Pozo ha declarado que no es un problema exclusivo de Zamora, sino de muchos territorios de España. “Es un problema que no se puede negar, si hubiéramos tenido la varita mágica, se hubiera puesto solución”, ha dicho.

Al respecto de su futuro, Martín Pozo ha confirmado que se reincorporará a su plaza dentro de la Junta de Castilla y León y ejercerá su labor como oposición en el Ayuntamiento de Zamora.