Fernando Martínez Maíllo, quien fuera presidente de la Diputación de Zamora desde 2003 hasta el año 2015, ha estado presente en el acto de homenaje a la labor de las 250 personas que han formado parte de la institución, celebrado en el Antiguo Palacio Provincial de Zamora, donde ha realizado la lectura de uno de los artículos de la Constitución Española.

“La vida municipal es la más importante ya que es la que te conecta con la gente”, ha expresado el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados y diputado por la provincia de Zamora. “Son experiencias iniciales en las que se coge rodaje y se aprende muchísimo, se aprende a acordar, se aprende a que no siempre se tiene la razón, a escuchar a los alcaldes, a estar en contacto con los ciudadanos y se aprende a pisar barro”.

Motivos por los que Maíllo ha señalado que sigue siendo concejal en su pueblo Casaseca de las Chanas porque es la mejor manera de “seguir conectando con la realidad municipal”.