Valladolid se ha llenado de miles de personas que al unísono han caminado en protesta de la Sanidad Pública. Bajo el lema, ‘¡Nos sigue doliendo la sanidad!’, han recorrido las calles del centro histórico pidiendo además la dimisión del consejero, Antonio María Sáez Aguado.

Desde Zamora, se han fletado 22 autobuses que han salido desde la capital, Benavente, Toro, Sayago, Villalpando, Puebla de Sanabria o Fermoselle. Se estima que unos 3.000 zamoranos y zamoranas han participado en la protesta para exigir mejoras asistenciales.

Una marea blanca convocada por 18 plataformas en defensa de la sanidad pública, entre las que se encuentra el MDSP de Zamora, y a la que se han sumado sindicatos y partidos políticos como Izquierda Unida, PSOE y Podemos.

Todos han reclamado por las calles de Valladolid una mejora en la prestación del servicio y que se dote a la Sanidad Pública con los fondos y los medios necesarios como para prestar un servicio de calidad, al igual que hicieron ya el año pasado en una protesta que congregó a más de 50.000 personas.

Los manifestantes han marchado para protestar por las listas de espera, la falta de medios, los recortes presupuestarios y la escasez de profesionales. Han reclamado además que se mejore la sanidad rural, que está sufriendo de una forma más acusada los recortes de la Junta.