Más de 1.700 personas ha usado en lo que va de verano la barca de Olivares que cruza el Duero y que conecta las aceñas con la playa de Pelambres.

La intención del equipo de gobierno es que la barca funcione regularmente hasta mediados del mes de octubre. A partir de ese momento, ha comentado este lunes el concejal de Turismo, Cristoph Strieder, el deseo del Ayuntamiento es que la barca siga funcionando los fines de semana, puentes festivos y vacaciones, “siempre que lo permitan las condiciones meteorológicas y el caudal del río” para mantener en todo momentos las condiciones necesarias de seguridad para los usuarios.

Strieder explicó que la experiencia de la barca fluvial ha “funcionado realmente bien” en estas últimas semanas y que no han sido más los usuarios por su escasa capacidad. En este primer verano, explicó, se han solventado pequeños defectos de uso y se ha comprobado el interés de vecinos y turistas por la barca.

Un servicio que por el momento seguirá siendo gratuito dado que el Ayuntamiento pro ahora no se ha planteado poner al cobro el viaje sobre las aguas del Duero.