Este invierno serán 62 los trabajadores encargados del manejo de seis camiones quitanieves, dos máquinas mixtas con cuña, cuatro máquinas motoniveladoras, un camión todo terreno y dos camiones de conservación y mantenimiento, con el objetivo de garantizar la seguridad en la circulación en los más de 1.500 kilómetros que forman parte de la red provincial de carreteras ante las posibles contingencias invernales.

En este sentido la presidenta de la institución ha hecho un llamamiento a los ciudadanos, en casos de alertas por nevada, que sean prudentes en los desplazamientos utilizando el vehículo sólo en casos indispensables, así como pacientes. “La Diputación va a limpiar todas las carreteras afectadas cuando la nevada sea importante, pero hay que priorizar el transporte sanitario, después el escolar, pero no se pueden limpiar todas las carreteras a las ocho de la mañana”. En este sentido recordó que ya desde el Consorcio de Extinción de Incendios se ha remitido una carta a todos los ayuntamientos para que, en caso de nevadas, no se aparquen vehículos en las travesías de los pueblos de forma que impidan el paso de las máquinas quitanieves.

El Parque Móvil de la Diputación de Zamora cuenta con tres parques territorializados en Benavente, Puebla de Sanabria y Zamora, que disponen del personal necesario para el correcto funcionamiento de vehículos y medios.

A estos efectivos se sumarán también los trabajadores de la empresa actual concesionaria del contrato de mantenimiento de carreteras.

Asimismo, el Plan de Vialidad Invernal dispondrá de 200.000 kilogramos de fundentes, ampliables si fuera necesario, para despejar la nieve y el hielo de las calzadas. En el acto estuvo presente, además, la diputada del Grupo Popular por Sanabria, Monserrat Sastre.