Alrededor de 500 niños menores de 10 años y pertenecientes a unas 200 familias de la ciudad podrán acceder a los juguetes estas navidades y dispondrán también de material escolar, gracias a la Operación Sonrisa que un año más pone en marcha el Ayuntamiento de Zamora, con la colaboración de Cruz Roja de Zamora y el grupo de teatro Mutis que representará la obra «Camino de Hoz» en el Principal.

La campaña de este año ha sido presentada esta mañana en el Ayuntamiento por la concejala de Cultura, Mª Eugenia Cabezas, la coordinadora provincial de Cruz Roja, Silvia Montalvo y la técnico municipal de Animación Comunitaria y coordinadora del programa en esta edición, Rosalía Esteban. Lo mismo que el pasado año y gracias a la colaboración de Cruz Roja, no se realizará una recogida directa de juguetes sino que se facilita un número de cuenta para que todas las personas que en años anteriores colaboraban comprando juguetes nuevos y material escolar, continúen colaborando dejando el importe de lo que se venían gastando en el número de cuenta habilitada por Cruz Roja en Caja Rural para este propósito, cuyo número de cuenta es: ES67-3085-0011-121096184021 DE CAJA RURAL ZAMORA.

Como explicó la concejala de Cultura, «el juego en el conjunto de los mamíferos es algo básico que forma parte del desarrollo vital, e incluso es necesario en la adquisición de muchas conductas que serán básicas para su supervivencia. Pero en el ser humano, con un repertorio conductual mucho más complejo, lo es mucho más. Por eso el juego debe ser un derecho para los niños, porque es tan importante para su desarrollo como persona como una buena alimentación o ir a la escuela». Sin embargo, no todos los padres pueden permitirse comprar juguetes a sus hijos; y viendo esta necesidad y ese derecho al juego que han de tener todos los niños es por lo que en 1995 se creó desde el Ayuntamiento el programa Operación Sonrisa, que cumple ya 23 años. Un programa que ha ido evolucionando y ha pasado de recoger juguetes y de entregar a los niños juguetes de usados, a lo que actualmente se hace que es implicar y hacer protagonistas a las familias de su compra, «normalizando» la entrega de juguetes a sus hijos en Navidad, como lo haría cualquier otra familia con recursos para adquirir los juguetes.

Lo que no ha cambiado, según manifestó la técnico municipal, es el objetivo del programa que sigue siendo que aquellos niños y niñas de familias sin recursos puedan tener un regalo por Navidad en forma de juguetes. Son familias escogidas a través de los CEAS de entre los usuarios con los que se trabaja durante todo el año y cuya situación económica es precaria, suponiendo un gran esfuerzo hacer frente a los gastos que les ocasiona la compra de regalos de reyes para sus hijos/as.

El programa pretende también sensibilizar e implicar a la sociedad en la compra de estos juguetes mediante los fondos obtenidos por la representación de la obra de teatro infantil “Camino de Oz», por parte del grupo Vallisoletano «Mutis», que se representará el domingo, 16 de diciembre en el teatro Principal y en dos sesiones, una a las 17 horas y otra a las 19 horas, con el precio de 5 euros cada entrada.

Una vez recaudado el dinero, y como el año pasado, se entregará un vale a las familias por un valor determinado por el dinero recaudado y el número de familias destinatarias, estimándose en una media de 25 euros por niño. Las familias irán a la juguetería colaboradora y comprarán los juguetes que más deseen sus hijos, escogiendo dentro de las posibilidades económicas y pudiendo sumar también lo que ellos deseen o puedan.

Los destinatarios serán niños de 0 a 9 años y es importante recordar, como destacaron tanto la técnico municipal como la coordinadora provincial de Cruz Roja, que no es un programa donde la gente se inscribe por una demanda concreta de juguetes durante un año, sino que es un proceso de intervención continuada desde los Servicios Sociales o a través de las acciones de Cruz Roja, complementado otra serie de acciones que se desarrollan con estas familias en materia de inclusión social (formación, búsqueda de empleo, escuelas de padres, etc.).

Los objetivos finales del programa, que lo han hecho perdurar durante estos 23 años, son los de facilitar que los niños y niñas de familias sin recursos puedan disfrutar también de un juguete en Navidad, implicar a las propias familias en la compra de los juguetes y concienciar e implicar a la sociedad zamorana en esta campaña solidaria, gracias a la cual se espera llegar a unos 250 niños a través de los CEAS y de otros tantos a través del os programas de Cruz Roja; lo que en conjunto supondrá llegar a medio millar de niños y niñas de Zamora.