Un fin de semana trágico, con varias mujeres heridas o muertas a manos de sus parejas, han elevado el número de víctimas de la violencia de género hasta el millar. La mujer asesinada en Valencia ha sido la número mil, una estadística más que añadir a un drama que no cesa.

Representantes políticos e institucionales de Zamora se han concentrado esta mañana en la plaza de la Constitución para mostrar su rechazo frontal a una lacra social que no parece tener remedio y que cada año se sigue cobrando la vida de más y más mujeres.

El subdelegado del Gobierno, Angel Blanco, ha asegurado esta mañana que con esta concentración, convocada de forma espontánea en la Subdelegación de Gobierno, se ha tratado de “visualizar” la unidad de todos los partidos e instituciones y dejar claro que la violencia de género es “uno de los problemas más graves de la sociedad española”.

Blanco ha querido tener un recuerdo para las jóvenes zamoranas Leticia Rosino y Laura Luelmo, también fallecidas recientemente víctimas de asesinatos de violencia de género.