A los grupos municipales de Partido Popular, PSOE y Ciudadanos les quedan por delante cuatro largos años de labor de oposición frente a un equipo de gobierno de Izquierda Unida que con 14 concejales goza de una mayoría absoluta holgada que le permitirá hacer y deshacer a su antojo.

Este sábado, tras la celebración del Pleno de constitución del Ayuntamiento, los responsables de todos los partidos de la oposición han mostrado su deseo de protagonizar “una oposición constructiva”.

Mayte Martín Pozo, cabeza de lista del PP en las pasadas municipales, consideró el discurso de Guarido como correcto y valoró en especial el deseo del alcalde de no aplicar el rodillo de la mayoría absoluta. En este sentido, Martín Pozo aseguró que su partido espera que sea de verdad la intención del alcalde de buscar el diálogo con el resto de partidos.

El presidente de la gestora que dirige Ciudadanos en Zamora mostró su intención de protagonizar una oposición “coherente y positiva” y deseó también que Guarido no aplique el rodillo de la mayoría absoluta.