cof

Transcurría la visita a Ortega Smith entre chascarrillos y sonrisas hasta que a la prensa se le ocurrió preguntar por las ‘Trece Rosas’. La amabilidad inicial del líder de la formación ultraderechista se transformó entonces en una sonrisa glacial. A la defensiva y visiblemente molesto con las preguntas de los periodistas, el secretario general de Vox puso rápidamente punto y final al ‘canutazo’ para pisar territorio amigo en el interior de la sede de Vox, recién inaugurada con vistas a la campaña electoral.

Acompañado por los candidatos de Vox por Zamora al Congreso y el Senado, dos perfectos desconocidos en la capital, y de los responsables de la ejecutiva provincial del partido de Abascal en Zamora, Ortega Smith se aprestó a dar un pequeño mitin en el interior de la sede mientras a los periodistas se les vetaba la entrada y tenían que seguir el acto a través de los escaparates de lo que antaño fue una inmobiliaria en la calle del Riego.

Terminado el acto, los responsables de Vox decidieron festejar la inauguración de la nueva sede con algo tan tradicional como un vino español, en este caso, con DO Toro, para más señas. Un vino, eso sí, escaso, porque solo pudieron disfrutarlo la decena de personas que tenían copa, el resto se quedó con las ganas.

Un festivo ‘Viva España’ puso el colofón a la visita relámpago de Ortega Smith a Zamora. Una visita, por cierto, que como suele ser también habitual en el caso de las comparecencias de los líderes de Vox, estuvo estrechamente vigilada por un amplio dispositivo de seguridad de Policía Nacional y agentes de paisano que en todo momento vigilaron el devenir de un acto, que como suele ser también habitual en estos casos, no estuvo exento de algún gesto hosco y desagradable hacia los periodistas.

Ya con los periodistas situados tras la barrera de acompañantes que habitualmente rodea a Ortega Smith, y a salvo de que alguno pudiera volver a preguntarle por las ‘Trece Rosas’, el secretario general de Vox se fotografió con simpatizantes del partido verde mostrando de nuevo la mejor de sus sonrisas para encaminarse a un bar cercano para tomarse un descanso en compañía de la ejecutiva provincial de Vox en Zamora.