El CB Zamora sigue necesitando imperiosamente la llegada de los refuerzos comprometidos. Este domingo, en el pabellón Angel Nieto, el equipo de Saulo Hernández no mostró su mejor cara y echó en falta de recambios de garantías para sus mejores hombres. Otra vez casi todo paso por las manos de Libroia, que aparte de ser el máximo anotador del equipo dirigió el juego con la intensidad acostumbrada para terminar literalmente agotado en los minutos finales del partido.

El encuentro fue siempre muy igualado, con continuas alternativas en el marcador. El primer cuarto fue para los burgaleses y el segundo con mucha diferencia para los locales. Un parcial de 21 a 12 llevó al CB Zamora a marcharse al descuento ganando por un esperanzador 36 a 29.

El tercer cuarto, sin embargo, el Burgos volvió a demostrar la calidad que atesoran sus jugadores para endosar un parcial de 14 a 24 a los locales a base de triples y rebotes en defensa.

En el último y definitivo cuarto, el CB Zamora trato de reaccionar y a tres minutos del final el pabellón bramaba animando a sus jugadores para alcanzar la igualada. El CB Zamora llegó a ponerse tres puntos por debajo y posesión, pero para entonces las energías fallaban en la mayor parte de los jugadores que fallaron oportunidades claras dejando la victoria en bandeja para el equipo burgalés.

Libroia con 15 puntos fue el mejor en ataque. Sturup y Walter anotaron 13 puntos cada uno.

Otra derrota más para el CB Zamora, y ya van tres este temporada en cuatro jornadas, que necesita la incorporación urgente de sus estrellas.