Zamora recibió este domingo, un año más, a Papá Noel. La Cabalgaza recorrió las calles de la capital congregando de nuevo a miles de personas, que no quisieron perderse una actividad que se ha convertido en uno de los actos más seguidos del periodo navideño.

Papá Noel y su fantástico y colorido séquito recorrieron, desde las seis y media de la tarde, las calles de la ciudad, partiendo desde las inmediaciones de la Plaza de Toros y la estación vieja de autobuses para llegar hasta la Plaza mayor.

Luces, piruletas, bailarines y patinadoras acompañaron a un Santa Claus que un año más ha hecho las delicias de los más pequeños, que ya solo podrán pensar en los regalos de Nochebuena antes de la noche mágica de Reyes.