El bosque de Valorio acoge este domingo 9 de junio la segunda edición de la Can We Run. Una jornada festiva para perros y dueños que trata de concienciar sobre la responsabilidad que exige tener una mascota, así como promover las adopciones y evitar el abandono, ya que cada año en la ciudad de Zamora son abandonados unos 140 perros.

La carrera se ha dividido en dos categorías: la “Runner” de 3,7 kilómetros y la categoría “Familiar” de 1,5 kilómetros. Todos los participantes han podido completar el recorrido corriendo o andando con sus mascotas ya que la prueba no tiene carácter competitivo y el premio estaba asegurado a la llegada a la línea de meta.

Una jornada festiva en la que no falta una pasarela de adopción de Scooby, talleres de dibujo para niños y exhibiciones de obediencia y detección deportiva a cargo de La Huella de Huargo y de disc dog y obediencia a cargo de Otocan. Distintas actividades con las que además se recaudará fondos que se donarán a la  protectora de animales Scooby Zamora.