El Procurador del grupo parlamentario Podemos CyL, Ricardo López Prieto, ha preguntado a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente por los problemas con los que se encuentran los Equipos de Lucha contra Incendios Forestales (ELIF), brigadas de especialistas para un primer ataque, radicadas en las bases aéreas Rosinos de la Requejada y Villardeciervos en la provincia de Zamora, ya que “estos profesionales desempeñan su trabajo en unas instalaciones que no cumplen la normativa por la que se establecen las condiciones mínimas de seguridad y salud en los centros de trabajo”, han señalado.

Este colectivo diseñado por la Junta de Castilla y León como un cuerpo de élite para la lucha integral contra los incendios forestales dentro del operativo de prevención y extinción, se encuentra en unas instalaciones, denuncia la formación, “sin agua potable, sin salidas o planes de emergencia adecuados, con un mobiliario obsoleto, sin lugares adecuados para la realización de formación teórica, así como vestuarios y duchas insuficientes”.

Una “precariedad”, que afirma López Prieto, se ve agravada por la gran estacionalidad de estas brigadas que pertenecen a empresas privadas y no se subroga a los trabajadores y trabajadoras al cambiar las empresas que ganan las licitaciones de la Junta. “La inseguridad laboral se ha visto reflejada en los últimos días al conocerse el despido en la ELIF de Rosinos de la Requejada de un representante sindical por reclamar un plus de transporte de tres euros que está reconocido en el propio convenio colectivo”, ha denunciado.

Para Podemos, todas estas circunstancias son “un ejemplo más de la precariedad laboral” del operativo de prevención y extinción de incendios en Castilla y León y la “incapacidad de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de ofrecer estabilidad laboral y adecuarlo a las necesidades de la Comunidad”.