El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Zamora ordenó este mediodía el ingreso en prisión de J.T.J., el hombre de 32 años acusado de agredir sexualmente a una joven de 23 años el lunes por la noche en un edificio de la calle Benavente.

Según un comunicado difundido por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, la prisión decretada es “provisional, comunicada y sin fianza”. La decisión se toma para “evitar la reiteración delictiva y el riesgo de fuga y por la gravedad de los hechos investigados”.

J.T.J. será investigado por un delito de agresión sexual consumada y tres delitos más de agresión sexual en grado de tentativa, además de un delito de hurto, ya que se quedó con el teléfono móvil de la víctima.

Según informaron ayer fuentes de la Policía Nacional, al detenido se le imputa también un delito de agresión a una mujer de 49 años en la calle Príncipe de Asturias en noviembre del año pasado. Sujetó a la mujer por el cuello amenazándola con un arma simulada para obligarle a que le siguiera. La víctima pudo reaccionar y de forma rápida con un empujón puso zafarse de él.

El arrestado pasó esta mañana a disposición judicial tras ser detenido el martes a mediodía. En su comparecencia ante el juez y el fiscal, que apenas duró unos minutos, se negó a declarar, aunque respondió a las preguntas de su abogada para negar los hechos que se le imputan.