La asociación juvenil Proyecto 2000 ha estado la tarde del miércoles 5 de julio en la Plaza de Castilla y León llevando a cabo una campaña para prevenir a los jóvenes sobre la importancia de ser cautos al volante y de no consumir alcohol u otras drogas antes de conducir.

Durante la tarde, han entregado trípticos en los que se podían leer las cifras de mortalidad entre la juventud, además de otros datos relacionados con el uso indebido de los vehículos por parte de los conductores más noveles.

También han invitado a los transeúntes jóvenes en edad de conducir a realizar un test con tres preguntas sobre conducción –como las del Permiso B-, habiendo tres “exámenes” diferentes. Entre los ganadores se han sorteando alcoholímetros.

Además, han invitado a las personas que pasaban por allí a probarse unas gafas que simulan el efecto de estar ebrio, para así concienciar en mayor medida a la población.