El Balonmano Zamora ha sufrido este sábado una dura derrota ante Puerto Sagunto. El 37 a 22 final deja bien a las claras la manifiesta superioridad local y la poca mordiente de un conjunto zamorano que sigue bajando mucho su rendimiento lejos del Angel Nieto.

Hasta quince goles por debajo en el marcador dejan bien a las claras la escasa efectividad tanto ofensiva como defensiva de un equipo que fuera de casa solo ha conseguido sumar tres puntos en lo que va de campaña.

Los pistacho apenas mantuvieron el tipo durante los primeros cinco minutos. Al descanso ya tenían perdido el partido con un parcial de 19 a 8 que dejaba a los de Leo Alvarez al borde del KO.

En la segunda mitad el Puerto Sagunto no bajó el ritmo, al contrario, apretó sobre el campo hasta marcharse de quince en el marcador. Los de Leo Alvarez nunca dieron con la tecla para siquiera reducir distancias ante un conjunto levantino que no dejó escapar la oportunidad de dejar claro que es un equipo solvente y con aspiraciones de ascender.