La propuesta de Presupuestos Generales del Estado del actual Gobierno de Pedro Sánchez no trae precisamente buenas noticias para la provincia de Zamora, que salvo por las obras del AVE, parece no contar demasiado en las cuentas del Estado. Si bien la cifra de inversión global es alta, dado que se eleva hasta los 252 millones de euros, lo cierto es que la mayor parte de esta cifra, hasta casi 230 millones de euros, va a los diferentes trabajos relacionados con la Alta Velocidad. Si a eso le sumamos los 16 millones de euros destinados a pagar la anualidad correspondiente a los pagos aplazados de la autovía Zamora-Benavente, queda poco dinero, por no decir casi nada, para el resto de propuestas.

 Entre los grandes olvidos del Gobierno, está sin duda la autovía entre la capital y la frontera con Portugal. Poco más de un millón de euros para esta obra, de que la todavía no se sabe muy bien si existen siquiera proyectos de obra, es una cifra casi ridícula que todavía resulta más hiriente si se tiene en cuenta que el Gobierno no propone en las previsiones de los próximos años ni un solo euro.

La Dirección General de la Guardia Civil destina 100.000 euros para inversiones en cuarteles, una cifra.

Fomento no se olvida del lamentable estado de las carreteras de la provincia, por lo que destina 100.000 euros al arreglo del firme de la N-631, una cifra que se antoja exigua si tenemos en cuenta que el año anterior destinó a este mismo concepto dos millones de euros.

Tampoco se olvida el Ministerio de Fomento del estado deplorable de la a-66. Para el reasfaltado de la Ruta de la Plata destina algo más de 430.000 euros, con lo que tampoco parece posible que con esta cantidad se mejore demasiado el estado global de la autovía.

Fomento destina otros 300.000 euros para la autovía entre Benavente y Palencia, una infraestructura cuya realización ni siquiera se vislumbra en un futuro a corto o medio plazo.

Otros departamentos, como Cultura, Agricultura, Justicia o Educación destinan cero euros para Zamora.