La Cofradía de San Antonio Abad ha celebrado su día grande con la tradicional bendición de las mascotas. La jornada dio comienzo con una misa, para seguir con la procesión del santo desde San Vicente hasta la iglesia de San Antolín.

Una vez en el templo, los dueños de las mascotas, perros, gatos, algunas aves y hasta alguna tortuga, han presentado sus animales al santo para recibir su bendición.

La jornada terminará bien entrada la noche con la celebración de una cena de hermandad