El barrio de San Isidro ha vivido este miércoles el día grande de sus fiestas con la celebración de la procesión del santo y la posterior subasta de las roscas.
Las imágenes del San Isidro labrador y la Virgen de Santa María de la Cabeza han procesionado por las calles del barrio, para presidir después la bendición de los campos.
Tras la subasta de las rosca, los romeros han participado en una cena de hermandad.