San Torcuato acoge el viernes la Vigilia de la Inmaculada

La primera Vigilia de la Inmaculada se celebró en el año 1947

El dogma de la Inmaculada Concepción fue declarado por el Papa Pío IX el 8 de diciembre de 1854 mediante la Bula ‘Inneffabilis Deus’, que señala: «Declaramos y definimos que es doctrina revelada por Dios, la que sostiene que la Beatísima Virgen María en el primer instante de su Concepción, por singular gracia y privilegio de Dios Omnipotente y en previsión de los méritos de Jesucristo, fue preservada e inmune de todo pecado original».

Para celebrar este privilegio único de la Virgen, se creó la Vigilia de la Inmaculada en Madrid el año 1947, siendo su impulsor el Padre Tomás Morales, sacerdote jesuita que el 8 de noviembre de 2018, fue declarado venerable por el Papa Francisco.

Con un grupo pequeño de 300 personas, decidió solemnizar la gran fiesta de la Inmaculada Concepción de la Virgen María con una vigilia que movilizara a los laicos en una nueva evangelización, invitando a sus compañeros y amigos para que, a través de la Virgen, se acercaran a los sacramentos y se encontraran con Dios Padre de Misericordia.

Desde entonces, todos los 7 de diciembre en España, y en América Latina, infinidad de cristianos católicos se acercan a los pies de la Virgen Inmaculada para pedirle fuerza para imitar sus virtudes. Este año, además, con la alegría de estar celebrando un año de gracia jubilar por la declaración de las virtudes heroicas del venerable Tomás Morales, iniciador de estas vigilias. El lema de este año es «Con María, discípulos misioneros de Jesucristo».

En Zamora, la Vigilia será en la Iglesia de san Torcuato, comenzará a las 21.00 horas y constará de tres partes principales: el rezo del rosario, el testimonio de un seglar, y la santa Misa.