La Consejería de Sanidad ha llevado este 20 de agosto a la reunión celebrada con el comité de la huelga de médicos una propuesta de acuerdo para la salida de la misma, que incluye el compromiso de abordar las situaciones de temporalidad del colectivo de médicos de familia para avanzar en su estabilidad laboral. Para ello se convocarán los procesos selectivos necesarios que contemplarán la valoración de los servicios prestados como médicos de familia -que supondrán un 40 % de la puntuación a considerar- como reconocimiento de su experiencia y su aportación al mantenimiento de la Atención Primaria en Castilla y León.

En este sentido, se negociará la oferta de estabilización para los años 2019 y 2020, así como la oferta de empleo público derivada de la tasa de reposición, y se agotará hasta el máximo legal posible la oferta de plazas de licenciados especialistas en medicina familiar y comunitaria.

La propuesta incluye el compromiso de creación de un grupo de trabajo para analizar cómo valorar al máximo posible la experiencia profesional, así como para estudiar el contenido del temario de la oposición y hacerlo lo más ajustado posible a la práctica diaria de los profesionales de la Medicina de Familia. Este grupo de trabajo analizará asimismo la situación específica del colectivo de médicos de familia interinos en Castilla y León.

Finalmente, la propuesta añade el compromiso de la Consejería de no amortizar ninguna de las plazas de médico de familia de Atención Primaria y de que todas las plazas de los equipos de Atención Primaria tengan asignado el correspondiente cupo de población a su cargo.

La Consejería de Sanidad considera que es posible hacer compatible la reclamación de estabilidad laboral que plantea el comité de la huelga de médicos con la posición mayoritaria de los sindicatos que representan a los profesionales de Sacyl -sindicato de Enfermería, CSIF, Sindicato Médico, CCOO, UGT- de avanzar en la estabilidad laboral. En los recientes acuerdos suscritos con estos sindicatos se establece, precisamente, un compromiso de agotar al 100 % la capacidad de convocatorias de plazas y de ofertar todas las plazas vacantes de médicos de familia sin ninguna amortización.

Asimismo, el consejero se ha comprometido a mantener una reunión con los grupos parlamentarios para exponerles las necesidades y requerimientos de los médicos de familia interinos y estudiar y analizar sus propuestas.