El pasado fin de semana se disputaba en Hungría la última prueba del Campeonato del Mundo de Bajas con un recorrido de más de 700 kilómetros en un terreno muy exigente y con altas temperaturas.

La zamorana Sara García conseguía la victoria en dos de las cuatro especiales disputadas en tierras Húngaras, pero no pudo remontar el gap que consiguió su compañera en la selección Española Rosa Romero, quien venció por 16’ 17’’.

‘El terreno era muy complicado; eran pistas rápidas en las que de repente encontrabas peligros sin señalizar, asique me costó encontrar un ritmo alto que no me hiciera tomar muchos riesgos, pero entorno al kilómetro 70 de la primera especial, tuve una caída que hizo que se giraran las torretas del manillar’ comentaba García, quien en las siguientes especiales pudo remontar el tiempo perdido y hacerse finalmente con un segundo puesto en la prueba Húngara, con el cual obtuvo un tercer puesto en la categoría femenina del Mundial de Bajas y un 16 en la general.