El CB Zamora viaja a tierras asturianas para enfrentarse al Circulo Gijón, un equipo que en palabras del entrenador zamorano, Saulo Hernández, » es un equipo atípico, le falta consistencia para ser un equipo puntero de la categoría». Hernández añadió que «el nivel de concentración debe ser muy alto» si se quiere ganar.

Un nivel de concentración que ante Jurasti fue «muy grande», apuntaba Hernández, que alabó que su equipo fue «capaz de estar concentrado y de entender que cada partido es una guerra». Esta expresión también la utilizó cuando habló de las cuentas para entrar en el play off, ya que «todos pueden ganar a todos» poniendo el ejemplo de Rioja, que ganó la semana pasada en casa del Burgos, que no perdía en su pabellón desde hace dos años.

Por su parte, Canda ha afirmado que la victoria «nos ha armado de moral» y que el equipo «tiene la cabeza alta» y está dispuesto a ganar lejos del Ángel Nieto, algo que no pasa desde octubre. En el terreno personal, Canda apuntó que se siente «bien» y que «me estoy acostumbrando a ser un referente en el equipo», donde admite que «se siente muy acogido».