Las bicicletas solidarias se encuentran ya instaladas en el parque de La Marina de la capital zamorana. Caja Rural de Zamora inauguró un año más esta iniciativa con la que se busca recoger víveres que luego son distribuidos por el Banco de Alimentos de Zamora entre las familias más necesitadas.

Como es habitual, a primera hora de la mañana fueron numerosos los cargos públicos y representantes institucionales que se acercaron hasta la carpa de La Marina para participar en esta iniciativa solidaria.

El presidente de Caja Rural de Zamora, Nicanor Santos, reconoció la importancia de esta actividad “no sólo por los kilos de alimentos y de leche que se consiguen”, precisó, sino “por la forma de realizarla”. En este sentido, destacó la relevancia de implicar al mayor número posible de personas en la recaudación de alimentos para avanzar en la concienciación de que todo el mundo es necesario a la hora de conseguir ayudar a quienes lo necesitan. “Esto sirve para recordar que hay gente que necesita todos los días la ayuda del Banco de Alimentos, y el Banco pone todos sus medios para ello, pero se precisa la ayuda de todos para conseguir los alimentos que les permiten cumplir con su fin”.

El presidente del Banco de Alimentos de Zamora, Andrés Rincón, aseguró que la Bicicleta Solidaria permite conseguir leche prácticamente para todo el año. En la pasada edición se realizaron 2.300 kilómetros pedaleando y la intención es incrementarlo este año.

Las la Bicicleta Solidaria, el Banco de Alimentos celebrará el próximo mes de noviembre la Gran Recogida, esperando superar los 31.000 kilos conseguidos el año pasado.

También Ángel Blanco, subdelegado del Gobierno en Zamora, se mostró dispuesto a participar en la Bicicleta Solidaria y refrendó la importancia de la labor que desarrolla el Banco de Alimentos.

El concejal de Deportes, Manuel Alexandre, también se subió sobre una de las bicicletas, como lo hizo el delegado territorial de la Junta en Zamora, Alberto Castro, quien agradeció la implicación de Caja Rural de Zamora en una iniciativa en la que se aúnan la solidaridad, el deporte y el ocio, ya que en La Marina se ha establecido también una zona de juego para los niños.

Cipriano García, el director general de Caja Rural de Zamora, aseguró que la entidad se siente “orgullosa” de la labor que realiza en este sentido e invitó a los zamoranos a participar para incrementar el número de kilómetros realizados, algo que también realizó la presidenta de la Diputación de Zamora, Mayte Martín Pozo, quien recordó que este año la implicación de la institución provincial es especial  porque el Banco de Alimentos ha conseguido uno de los premios Tierras de Zamora. “La pena es que no estemos en forma para hacer muchos más kilómetros”, precisó.