El pabellón de deportes de la localidad de Tabara se ha llenado esta mañana hasta los topes para participar en la feria ‘El mundo rural de Leticia Rosino’, una muestra de productos de la tierra que persigue rendir homenaje a la joven asesinada en mayo de 2018 en Castrogonzalo cuando salía a correr por la zona por un vecino del pueblo.

Esta primera jornada de feria han supuesto también la puesta en marcha efectiva de la Fundación Leticia Rosina, con la que se pretende mantener viva la memoria de la joven y de paso luchar para que este tipo de asesinatos vuelvan a producirse.

La madre de la joven asesinada, Inmaculada Andrés, tomó la palabra para explicar que la prioridad dela fundación es cambiar la Ley del Menor actual y la de colaborar con las víctimas de situaciones similares.

La feria contó con la presencia del ex jugador de la selección nacional de baloncesto Fernando Romay, que con su humanidad y su sentido del humor encandiló a los presentes y defendió la necesidad de “ilusionar” a la gente

Durante la feria se procedió a la preparación de la fondue más grande del mundo, con una gran olla en la que cocinó casi una tonelada de queso, una actividad protagonizada por tres cocineros de lujo, los tres con una estrella Michelín, como Pedro Mario Pérez de El Ermitaño, Juanjo Pérez de Cocinandos y Víctor Gutiérrez de Chez Víctor.

La desaparición y la tragedia de Leticia Rosino, pese a las sonrisas provocadas por Romay o Pedro Mario, empañaron el ánimo de los presentes, entre los que había muchos vecinos y familiares de la joven asesinada. Para muchos fueron momentos difíciles y no fueron pocos los que revivieron casi entre lágrimas algunos momentos en los que Leticia fue recordada por los maestros de ceremonia.

Más de treinta empresas de la zona con productos de la tierra y exposiciones y talleres de diversos trabajos artesanos componen el corazón de una feria inolvidable y que ya está en el corazón de todos los zamoranos.