Un renovado Balonmano Zamora ya está listo para iniciar una nueva andadura en el balonmano español, esta vez en la División de Plata, tras perder la categoría el año pasado. El arranque liguero tendrá lugar el próximo sábado, en el pabellón Ángel Nieto a partir de las siete y media de la tarde, ante un Sant Marti Adrianec que tratará de ponérselo difícil los hombres de Leo Álvarez.

Aunque al MMT no parece que se le den bien los inicios de liga, esta vez los pistacho se han conjurado para darle una alegría a la afición y empezar con buen pie la competición.

El técnico, de todas formas, llama la atención sobre el rival, un conjunto “joven de juego alegre, con varios jugadores por puesto, y que nos lo va a poner realmente difícil para ganar”.

El objetivo, a pesar de los cambios, no puede ser otro que estar en los puestos de cabeza y luchar por el ascenso.

Para Jortos, el capitán, el equipo no se puede confiar el sábado porque el conjunto visitante Tratara de cerrarse en defensa y controlar el ritmo del partido, algo que no le conviene a los pistacho que tratarán de hacer su juego.