Todos unidos bajo un gran lazo morado. Representantes institucionales, miembros de todos los partidos políticos, agentes de todas los cuerpos de seguridad del Estado y ciudadanos anónimos se han reunido esta mañana para expresar su más rotundo rechazo a la violencia machista. Todos han guardado un respetuoso minuto de silencio para recordar a las víctimas de esta lacra social.

En las declaraciones de los representantes políticos esta vez no ha habido discrepancias ni polémicas. Todos se han mostrado al unísono en contra de la violencia de género.

La presidenta de la diputación, Mayte Martín Pozo, ha valorado positivamente la presencia de representantes de todos los partidos e instituciones en el acto para asegurar que en este asunto “no hay banderas, ni colores” y para decir que es el momento de que todos los zamoranos “expresen su rechazo más absoluto a la violencia de género”.

La concejala socialista de Asuntos Sociales del Ayuntamiento, Adoración Martín, ha pedido “un cambio de mentalidad” en los varones del siglo XXI, y no solo en los jóvenes, sino también entre los varones adultos.

El delegado del Gobierno, Angel Blanco, ha pedido a la sociedad un esfuerzo para que “entre todos” se pueda erradicar de lo cotidiano “esta lacra social”.

El alcalde de la capital, Francisco Guarido, ha asegurad que “todos los días se debería de hacer visible el rechazo a la violencia de género , para subraya después que si bien la conciencia social sobre este asunto está creciendo, “hace falta que pase lo mismo con las administraciones” y que cada vez se destinen más medios para luchan contra la violencia machista.