Tomás del Bien, alcalde de Toro, y diputado provincial elegido bajo las siglas del PSOE, recurrirá ante los tribunales de Justicia su expulsión del grupo socialista, lo que le obligó este jueves a participar en el pleno de la Diputación de Zamora como miembro “no adscrito” a ningún grupo político.

Tras la celebración del pleno, en el que Del Bien no rompió la disciplina de voto de su partido, aseguró que se le ha excluido del grupo socialista, “en contra de mi voluntad”, dijo, y sin ninguna acreditación definitiva por parte del partido que justifique esa decisión.

Del Bien considera que “hay una falta administrativa grave por parte de los siete diputados del grupo socialista” y apunta que la ley electoral es clara al señalar que “hay que formar parte de los grupos políticos por los que se concurre a las elecciones”, algo que en este caso se ha vulnerado.

Aunque reconoció que existe una resolución de expulsión provisional del PSOE, “esa provisionalidad”, añadió, “no da derecho a excluirme del grupo socialista hasta que sea definitiva y así lo tendrán que justificar”.

Del Bien se ofreció, como concejal no adscrito, “a todos los municipios del alfoz de Toro, no solo a los socialistas” para trasladar a la Diputación Provincial sus necesidades.

No desveló si mantendrá la disciplina de voto del PSOE mientras se resuelve la reclamación que pueda interponer. “La disciplina de voto siempre la mantengo con la razón y con el sentido común y cuando crea que algo puede ser beneficioso para el bienestar de los zamoranos, esa será mi disciplina de voto”, apuntó.

Considera que el PSOE de Zamora está atentando contra sus derechos y libertades básicas y asegura que trabajará para que se repongan “todas las usurpaciones” que está sufriendo.

Las medidas contra esa decisión que le ha apartado de su grupo no serán solo judiciales. Del Bien asegura que pondrá también en conocimiento de los órganos regionales y federales los “desmanes” que se están realizando en el PSOE de Zamora.

Tomás del Bien asegura que la persecución que está sufriendo es resultado de “algo personal” del secretario general del PSOE en Zamora, Antidio Fagúndez, al que acusó de “estar utilizando las siglas  y la estructura del partido a nivel provincial” para saldar cuentas con él, una situación que dijo no comprender y de la que tendrán que dar explicaciones también  no solo el secretario general del partido en Zamora sino también “el resto de la ejecutiva provincial, en las instancias oportunas”.