Tras el parón de la Semana Santa, el balonmano vuelve a la competición este sábado con un partido que se prevé apasionante entre dos clásicos como el BM Torrelavega y el MMT Zamora. Los cántabros, a buen seguro que no se lo pondrán fácil a los hombres de leo Alvarez, que esta tarde vaticinaba “un partido bonito” con una alta puntuación entre dos equipos que gustan de hacer un balonmano de contraataque.

Alvarez alabó este jueves las virtudes de un rival que “sabe y le gusta correr”, que tiene un buen portero, dos o tres jugadores de calidad por puesto y que también goza de algunas individualidades de mucha importancia.

Para el técnico pistacho, la clave del partido será “retener” todo lo posible el juego veloz de los cántabros y atacar sus pocos puntos débiles, como el repliegue defensivo y la defensa estática.

Con respecto a las vacaciones que dos semanas de las que han disfrutado, Leo Alvarez aseguró que “seguro” que le han venido bien a la mayor parte de  los jugadores, muy cargados de trabajo durante toda la temporada. Seguro, dijo, “que desconectar” estos días ha sido muy positivo para ellos y para afrontar con más ganas si cabe este final de la competición.