Equipo de atestados del Subsector de Tráfico

La Delegación del Gobierno en Castilla y León dice que las casi 17.000 propuestas de sanción demuestran que no todo el mundo ha entendido la importancia del aislamiento social

Este año no habrá procesiones, ni retenciones, ni playas… ni montañas llenas, ni pueblos repoblados temporalmente. Este año, la Semana Santa es diferente y la Dirección General de Tráfico quiere acercarse a los ciudadanos, no para recordar la importancia del uso del cinturón de seguridad o del peligro del uso del teléfono móvil al volante, sino “para agradecer a los ciudadanos el ejercicio de responsabilidad que están teniendo durante estas semanas quedándose en casa y realizando un ejercicio de responsabilidad que ayuda a salvar vidas”, según hace constar en un comunicado.

En la campaña puesta en marcha, la DGT da las gracias a los millones de ciudadanos que se están quedando en casa, en unos momentos difíciles y en los que la responsabilidad y el confinamiento es esencial para reducir la propagación del virus.

Muchos ciudadanos han cancelado el viaje a la playa que llevaban meses planeando; o pospuesto la escapada a la sierra para otro momento. Otros no han ido a visitar a los familiares al pueblo o no han acudido a celebrar el cumpleaños de un amigo o familiar. A todos ellos la DGT les da las gracias, unas gracias que también hace extensivas a los que trabajan cada día para que al resto de ciudadanos no nos falte nada. Porque sólo de esta manera, todo lo que hemos dejado de hacer nos seguirá esperando.

En esta Semana Santa atípica es importante entender que el éxito de la misma no estará en las cifras de accidentes de tráfico, siempre trágicas, “sino que cuantos menos desplazamientos se realicen, aunque sean los catalogados como esenciales, más posibilidades de reducir la propagación del virus”.

Tal y como se ha ido informando desde la declaración del estado de alarma, los desplazamientos de acceso a las ciudades, los de largo recorrido y los fronterizos han seguido una tendencia progresiva a la baja, que se ha visto acentuada en la última semana llegando a reducirse el domingo 5 de abril en un 95% los desplazamientos en vehículos ligeros.

Desde la Delegación del Gobierno en Castilla y León y las subdelegaciones de las distintas provincias se insiste en la necesidad de seguir respetando de forma estricta las medidas de confinamiento, al margen de la aparente mejoría de los datos de afectados por la pandemia, “en absoluto consolidados, y que no deben llevarnos al espejismo de haber superado la situación de alarma en la que nos encontramos”, aseguran desde la Subdelegación del Gobierno en Zamora.

Los últimos datos de propuestas de sanción (16.930 hasta las 0:00 horas del día 6) y 132 detenidos en la Comunidad Autónoma, demuestran que aún hay personas que no han entendido la necesidad de quedarse en casa por atractiva que sea la idea de aprovechar los días festivos de Semana Santa fuera de ella.