La temporada oficial número 50 en el devenir de nuestro Zamora CF arrancó mejor que bastantes otras; mucho mejor que las últimas, por ejemplo. De hecho, un 4-0 favorable en la primera jornada de competición oficial casi nunca se había dado… salvo en las dos primeras singladuras (finales de los 70, cuando se arrancaba con fases provinciales).

Y digo, y manifiesto, aunque ya sé que el detalle no tendrá apenas importancia para algunos… que se está iniciando la 50ª campaña de competición oficial para el club rojiblanco: El acta OFICIAL de fundación data del otoño de 1.968. Los primeros partidos de competición federada lo son de las primeras semanas de 1.969. Estamos, por lo tanto, en la temporada 1968/69. Si cogemos un calendario, y comprobamos como el Zamora CF ha competido correlativamente en todas las que siguieron a aquella, la cosa es de cajón. La temporada actual, 2017/18, hace la número 50.

Efeméride histórica al margen, después de las turbulencias de los últimos tiempos, habiendo dejado atrás al peor presidente de toda la historia, la cosa sólo puede ir a mejor.

En cuanto a resultados así ha sucedido. Vuelvo a recalcar que sí, que sólo es la primera jornada, que esto no ha hecho sino comenzar, que queremos ver a este equipo frente a rivales de mayor enjundia…todo lo que ustedes quieran. Pero si se guía uno por sensaciones, por la intuición de lo que apenas pudo entrever tras los primeros 90 minutos de juego, se puede ser más optimista, por ejemplo, que hace un año, sin ir más lejos.

Luego vendrán los marcadores y a lo mejor nos dejan en feo, pero personalmente tengo buenas vibraciones….

AHORA BIEN, que no se caiga en optimismos desmesurados, ni pensar en que por haber goleado el primer día todo va a ser más fácil…En las últimas horas he oído algunos comentarios en ese sentido. Las redes sociales, como todo en esta vida, tienen su lado bueno y otro que no lo es tanto. Y tampoco es eso. Hay que tener los pies bien afirmados en el suelo. Tranquilos (“tranquilidad y buenos alimentos”), que esto es largo, muy largo.

Que siga así la cosa, que es lo que constituye el deseo general.

Por cierto, para terminar, como no todo va a ser un camino de rosas, cuando haya cosas que no sean tan positivas también habrá que decirlo; ya sea de orden deportivo, técnico ó de gestión. Y aquí me gustaría hacer una apreciación muy personal: cuando ustedes leen estas líneas saben que es Luis Fradejas quien las expone. Si leen la prensa, los escritos van firmados por su autor y responsable. Si escuchan la radio, saben si quien está hablando es un compañero u otro, y quien es responsable de lo que está oyendo…

PERO cuando en los chats, distintas redes sociales o métodos similares, se escriben cosas de todo tipo (incluidos los insultos al que no piensa como uno), eso ya no es lo mismo y me resulta lamentable y penoso. Escudarse en un seudónimo ó nombre falso para atacar, a veces con virulencia desmedida, al que no piensa como tú me parece, sencillamente, de cobardes. ¿O esas personas dirían lo mismo si todo el mundo los tuviese identificados?…

En fin, es lo que nos toca vivir en el mundo actual, pero así pienso y así lo expongo.