La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Zamora ha aprobado en su sesión de hoy la adjudicación del contrato de gestión de los aparcamientos subterráneos de la plata de la Constitución y el Parque de San Martín, tras doce años de gestión irregular desde que en 2006 se anuló por sentencia judicial el contrato de adjudicación de las obras de construcción y gestión de los subterráneos al empresa Urbaser, según ha informado el concejal José Carlos Calzada.

El contrato de gestión, por un periodo de tres años, ha sido adjudicado a la empresa Iberpark, que es la que ha presentado la oferta más ventajosa, por un importe de 138.538,95 euros anuales para el de la Plaza de la Constitución y de 154.873,95 euros para el de San Martín. La nueva concesionara se subrogará en el contrato de los trabajadores actuales y se revisarán los precios del aparcamiento que, según anunció Calzada, serán más competitivos.

La Junta de Gobierno adjudicó las obras de construcción de la nueva pista polideportiva y sede de la asociación de vecinos de la urbanización Siglo XXI a la empresa D-Todo por un importe de 172.193,49 euros, lo que supone una baja del 22% sobre los 220.000 euros del tipo de licitación, y un plazo de ejecución de cuatro meses; por lo que las nuevas instalaciones podrán ser una realidad a lo largo del próximo verano, según manifestó el portavoz municipal, Miguel Angel Viñas.

Se aprobó la asignación anual de 30.000 euros a los grupos municipales, que sufren una ligera modificación respecto a la anualidad anterior debido a la incorporación de la concejala del Grupo Socialista, Adoración Martín, con una distribución de 10.833,33 euros para el Grupo Popular, 9.166,67 euros para el grupo de Izquierda Unida, 5.833,33 euros para el Grupo Socialista, y 4.166,67 euros para el Grupo de Ciudadanos.
Se adjudicó el contrato para el suministro de ropa de gala para la Policía Municipal y Protección Civil.

Se aprobaron las licencias de primera ocupación para nave en el polígono de la Hiniesta, parcela %; para el proyecto reformado de construcción de 8 viviendas unifamiliares en la calle Alto de los Curas nº 14; y de derribo de edificación de y construcción de vivienda unifamiliar en la plaza de santo Tomé nº 5.

Y se denegó una solicitud de licencia de obra para garaje y trastero en la calle de Rodrigo Arias nº 3, por deficiencias en la documentación presentada.