Los servicios veterinarios de la Junta de Castilla y León y el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, el Seprona, han iniciado una investigación para tratar de esclarecer qué ocurrió el lunes en Moralina de Sayago cuando un ciervo atacó a dos personas, que tuvieron que ser atendidas en el hospital por heridas de asta de ciervo en la cara y en el tórax.

La delegada territorial de la Junta en Zamora, Clara San Damián, ha confirmado este jueves que no existe en Moralina de Sayago ningún núcleo zoológico de animales salvajes registrado.

Esta mañana, efectivos de la Guardia Civil y de la Junta de Castilla y León han llevado a cabo una inspección del lugar, tras lo que estaba previsto que comprobaran también la situación administrativa y el estado de los animales que se encuentran en el cercado donde se produjo el ataque a las dos personas heridas que todavía siguen hospitalizadas, una de ellas tuvo que ser trasladada a Valladolid debido a la gravedad de las lesiones, que afectaron sobre todo a la cara y al tórax.