La Unión de Campesinos de Castilla y León ha pedido al Ministerio de Agricultura firmeza a la hora de definir en su Plan Estratégico la figura de agricultor genuino, exigiendo que sean aquellos que tengan unos ingresos agrarios de al menos el 25% de sus ingresos totales, dejando fuera a quien no llegue.

Teniendo en cuenta los últimos datos disponibles de los declarantes de rendimiento neto del IRPF del 2015, en Castilla y León existen 87.558 declarantes del IRPF de los cuales 50.225 tienen unos ingresos agrarios que no llegan al 25% de sus ingresos totales. A nivel nacional, todavía el dato es más llamativo, ya que de los 1.111.952 declarantes, 823.017 se encuentran por debajo de ese 25%.

Del mismo modo UCCL pide que, al igual que existe un pago complementario al joven, exista un pago dirigido exclusivamente para los Agricultores a Título Principal (ATPs), logrando hacer una diferenciación en positivo hacía los agricultores que se dedican exclusivamente a la actividad agraria como modo de ganarse la vida.

Del mismo modo, UCCL insiste que se haga uso de los parámetros que el reglamento permite, como son la Seguridad Social a la hora de definir quiénes deben ser los perceptores de los pagos directos.