El sindicato UGT ha presentado este martes su propuesta alternativa al plan de reorganización sanitaria diseñado por la Junta de Castilla y León para la comarca de Aliste. Un plan, que como ha destacado esta mañana el secretario regional de Sanidad de la Federación de Empleados Públicos de UGT, Miguel Homguín, rompe “la actitud monolítica” de una consejera de Sanidad que se ha negado a negociar con los colectivos implicados y que defiende una reforma sin apoyos.

Holguín ha calificado la propuesta de UGt de “perfectamente factible” dado que no necesita grandes esfuerzos “ni grandes recursos”. Reforma que pasa de forma inexcusable por “mantener todos los consultorios abiertos y atendidos por médicos y enfermeras”.

La solución a medio largo plazo, “tiene pasar porque el sistema sanitario sea de proveer los médicos de familia necesarios para cubrir el dimensionamiento que sea preciso para dar cobertura sanitaria en todas y cada una de las localidades de la ZBS. Transitoriamente, hasta que sea posible, se pueden llevar a cabo las modificaciones que garanticen la asistencia sanitaria en todas y cada una de las localidades de la ZBS y sin que los ciudadanos tengan que desplazarse para recibirla”, señalan desde UGT.

Los profesionales de la ZBS de Aliste consideran que “no se debe de plantear un cambio drástico del actual sistema de asistencia primaria en nuestra ZBS creando nuevas estructuras intermedias, sino solamente llevar a cabo los ajustes necesarios que permitan asegurar la asistencia a las 62 localidades”.

Es evidente que más importante que la concentración de varios núcleos de población en Centros (CRA), “es el mantenimiento del dimensionamiento actual de profesionales organizando la asistencia diaria desde el Centro de Salud. La falta diaria de estos se haría más evidente si los pocos que estamos nos dispersamos en 6 CRA” señalan desde UGT.

Se hace necesaria, aseguran también desde el sindicato, “una distribución de la demanda asistencial entre los profesionales que acudimos diariamente al Centro para ello tiene que llevarse a cabo una regulación racional de los días y horas de consulta en las localidades y estableciéndose que la demanda asistencial debe de estar precedida de una cita solicitada de antemano por el paciente”.

Se garantiza por parte del sindicato además que “todas las localidades dispondrán de un día de consulta semanal de referencia al que se desplazara el equipo médico enfermera, si existe demanda asistencial de los ciudadanos, bien por cita previa, bien por cita programada de los profesionales sanitarios Es necesario racionalizar y ordenar la realización de acumulaciones”.

Apuestan también por “mantener los 2 módulos de Atención Continuada del personal médico, para ello es necesario que se dote a la ZBS con los profesionales de Área que faltan Se debe aumentar en un módulo más el del personal de enfermería, para que en la Z8s entren diariamente dos médicos y dos enfermeras a realizar la Atención Continuada y también garantizar en la ZBS el equipo médico enfermera en cualquier actuación sanitaria, para ello hay que recuperar las dos enfermeras que se suprimieron con la reestructuración sanitaria y que el dimensionamiento tanto de médicos como de enfermeras sea de 12 profesionales, es decir 12 demarcaciones para ambas categorías”.