Un anticiclón de proporciones “monstruosas”, así lo han definido varios institutos meteorológicos europeos, es el responsable de que la primavera se haya adelantado varias semanas en la mayor parte de Europa. Este anticiclón de proporciones nunca vistas hasta la fecha, señalan algunos expertos, es el responsable de las altas temperaturas diurnas que se registran en Zamora estos últimos días y de la escasez de precipitaciones.

Se trata, dicen los expertos, “de una dorsal de altas presiones” que afecta desde hace una semana a todo el continente, frenando la llegada de borrascas a la mayor parte de Europa.

Hasta seis grados por encima de la media en la mitad norte del país son algunas de las consecuencias de este gran anticiclón.

La primavera se prolongará, según las previsiones, durante varios días. El fin de semana se prevé soleado y con temperaturas que en algunos momentos del día podrían llegar hasta los 20 grados.

La llegada de un frente a principios de la próxima semana podría poner fin a este anticiclón invernal.