La lluvia y la bajada de las temperaturas de esta madrugada han deslucido el Día de la Bici, donde la participación ha sido mucho menor de lo habitual. Unas pocas decenas de ciclistas se han animado a pasear por la ciudad con sus bicis.

Partiendo del aparcamiento de la Ciudad Deportiva y escoltados por Policías Locales también en bicicleta han recorrido la ciudad demostrando que ni el frío ni la lluvia han podido con su deseo de pedalear y olvidar por un rato el coche.