“Una bota a la que dejaron plantada en el medio del Camino”. Así comienza la intervención que el artista zamorano Juan Barrero ha realizado en el Camino de Santiago a su paso por San Miguel del Camino.

El proyecto comenzó cuando Barrero, también conocido como Elchicohormiga, encontró, en pleno trazado del camino francés, una bota abandonada y decidió que, si bien ya no podía llegar a Santiago de Compostela, si podía tener una segunda vida. En ese momento convirtió la bota en un macetero y, tras “customizarla”, la colocó sobre un hito en el Camino de Santiago a la salida de San Miguel del Camino.

La bota, junto con la planta, ha levantado curiosidad entre los peregrinos que discurren por el Camino quienes han compartido imágenes en sus redes sociales.

No es la primera vez que Juan Barrero realiza este tipo de intervenciones con elementos encontrados al aire libre. Prueba de ello es “basura bonita”, en el que, con desperdicios hallados en la naturaleza, el artista los decoraba para que pasen a ser un complemento del paisaje.