Una gran gota de sangre cuelga hoy del balcón principal del Ayuntamiento de Zamora, en apoyo a la conmemoración del Día Mundial del Donante de Sangre y con la que la Hermandad de Donantes de Sangre de Zamora quiere agradecer a los zamoranos su generosidad y recordar la importancia de seguir colaborando, para hacer frente a las necesidades de sangre, especialmente en las situaciones de «emergencias».

La campaña presta en esta ocasión especial interés por la seguridad en las transfusiones, algo que no se produce en determinados países del Tercer Mundo, y por eso el lema de este año es ‘Sangre segura para todos’.

Otra forma de contribuir a la concienciación sobre las donaciones de sangre en la iluminación de determinados monumentos, así esta noche en Zamora la fachada de la iglesia de Santiago del Burgo se iluminará de color rojo, en consonancia con otras ciudades que secundan la campaña.