Un hombre de 90 resultó este martes intoxicado por la mala combustión de un brasero de cisco en su vivienda de Fuentes de Ropel. Fue trasladado en una ambulancia al hospital comarcal de Benavente.

Según ha informado el servicio de emergencias 112 de Castilla y León, el suceso se produjo en torno a las diez de la mañana en una vivienda de la calle Gloria de esa localidad.

Hasta la vivienda se trasladó personal médico para atender la petición de asistencia para una persona de edad avanzada. Al llegar, los sanitarios comprobaron que el detector de monóxido de carbono alertó de una concentración excesiva de este gas, que podría deberse a un brasero de cisco que había en la vivienda.