El Zamarat se impuso este sábado por 67 a 64 en un partido vobrante, lleno de emoción, en el que las naranjas se jugaban buena parte de sus opciones para la permanencia. Siguen sin depender de ellas para mantenerse en Liga Femenina, pero por fin conocen el dulce sabor del triunfo y sigue optando a mantenerse en Liga.

El partido fue una continua batalla, contra el equipo visitante y contra los nervios por la responsabilidad que entraña jugar un partido tan trascendente. Muy nerviosas, con demasiadas pérdidas de balón y malas selecciones de tiro, las chicas de Angel Fernández a base de lucha y trabajo llegaron al descanso imponiéndose por 37 a 31.

En el tercer cuarto los nervios volvieron a aflorar y viejos fantasmas del pasado se pasearon por el Angel Nieto. Campus Promete se acercaron hasta 54 a 53 al término del tercer cuarto.

En los últimos diez minutos, a base más de entrega y coraje que de calidad y técnica, las naranjas se fueron haciendo con el partido. Con un público que las llevó en volandas en los minutos finales, Zamarat logró una trabajadísima victoria que le permite seguir soñando.

Okonkwo con 20 puntos, Cornelius con 16 y Pc Phe con 15 fueron las encargadas de sostener el ataque de las naranjas.