La Diputación de Zamora abre a partir de mañana sábado al público el belén que ha instalado un año más en la iglesia de la Encarnación la Asociación Belenista La Morana.

Según explicó Francisco Iglesias Escudero, portavoz de la asociación, se trata de un montaje que vuelve a la tradición, tanto en los paisajes como en las figuras y los materiales utilizados, los que “siempre”, dice, han formado parte de los belenes.

El montaje realizado este año, que se desarrolla a lo largo de más de 20 metros, es “muy especial” para el colectivo belenista, no en vano coincide con la celebración de los 20 años de la asociación, un tiempo en el que los zamoranos han podido disfrutar de 20 propuestas diferentes en la iglesia de La Encarnación.

Iglesias Escudero y el presidente de la Diputación defendieron que se trata de un montaje que, aunque se ubica dentro de las instalaciones de la institución provincial, ha dejado de ser el belén de la Diputación para ser “el belén de Zamora”, un montaje que todos los zamoranos se acercan a ver cada Navidad y que se ha convertido en una costumbre en si mismo.

El presidente de la Diputación, Francisco Requejo, destacó que el belén de la Encarnación es visitado cada año por entre 25.000 y 30.000 personas.

Han sido necesarios cuatro meses de trabajo para organizar el montaje que presenta una “gran calidad”, según Requejo.

Acompañando al belén y distribuidas por la sala de La Encarnación hay también escenas de formato medio con pasajes navideños.

El belén se podrá visitar desde este sábado y hasta el próximo 6 de enero. Estará todos los días en horario de 17,30 a 21 horas.