El alcalde Francisco Guarido acusa a la oposición de hacer “populismo cutre” y de faltar el respeto al equipo de gobierno, el portavoz del PSOE pide una “reflexión” a los concejales para evitar una escalada de la tensión entre los grupos y desde el PP se exige “contención» al alcalde

Bronco y áspero en las formas. Así se ha desarrollado esta mañana de martes la sesión plenaria en el Ayuntamiento de Zamora. Aunque las distintas fuerzas políticas han votado por unanimidad la mayoría de las propuestas del equipo de gobierno encaminadas a relanzar la economía local tras la crisis del Covid19, lo cierto es que el debate ha sido inesperadamente intenso.

Los distintos portavoces de los grupos se han lanzado de forma incesante a lanzar acusaciones, unas veces de carácter ideológico, y otras veces por cuestiones incluidas en el orden del día como el nuevo radar de la Policía Local.

Una vez más, el más contundente en su intervención ha sido el alcalde de la capital, que se ha mantenido en silencio la mayor parte del debate, hasta que visiblemente molesto por el cariz que había adquirido el Pleno ha salido a la palestra para acusar a la oposición de estar haciendo “populismo cutre”.

Guarido ha cargado con dureza contra PP y Ciudadanos.  A la portavoz grupo Ciudadanos, Cruz Lucas, le ha pedido “que aprenda matemáticas”. Al portavoz del PP, Víctor López de la Parte, le ha recordado los “trapos sucios” que él mismo desde el grupo de IU durante años destapó cuando estaba en la oposición para asegurar después que el PP no puede hacer lo mismo porque “nosotros sí somos gente honrada”.

El alcalde ha acusado a los concejales de la oposición de “trinar de envidia” por no haber sacado adelante los proyectos que IU sí que está impulsado.

Desde el PP se ha criticado con dureza al equipo de gobierno. Los momentos más tensos los ha provocado el portavoz del PP, López de la Parte, cuando ha destapado la presencia entre las numerosas propuestas llevadas a Pleno por el equipo de gobierno la inclusión de una partida de 20.000 euros destinadas a la compra de un radar de la Policía Local, con el que el equipo de gobierno, dijo, “pretende hinchar a multas” a los zamoranos. El portavoz popular ha llegado a utilizar la palabra “caradura” para referirse a algunas partidas incluidas por el equipo de gobierno en el pleno, incluyendo la sustitución del coche oficial del alcalde, en el que se van a invertir 60.000 euros.

Miguel Angel Viñas, Cruz Lucas y David Angel Hernández, de IU, Ciudadanos y PP, respectivamente, se han enzarzado además en  un crudo debate ideológico en el que ha salido a relucir en numerosas ocasiones la crisis de 2007, o las deudas heredadas por los equipos de gobierno de izquierda tras el paso del PP por el Ayuntamiento de Zamora en el pasado.

López de la Parte ha pedido a Guarido “respeto y contención” y ha defendido el derecho de los concejales del PP a poner en sus casas una bandera con un crespón negro en recuerdo de las víctimas sin ser tachados de “cutres” y “populistas”.

El Pleno ha sido por momentos tan tenso y desagradable que el portavoz del PSOE, David Gago, ha recordado los graves momentos por los que está atravesando la ciudad en estos momentos por la pandemia mundial del Covid 19 para asegurar que no es de recibo que en un Pleno municipal se ofrezca un enfrentamiento tan lamentable como el vivido este martes. “Hago una llamada a la reflexión, no creo que la gente que nos está escuchando les apetezca escuchar estas cosas con la que está cayendo. No creo que el PP deba dirigirse de esas formas al equipo de gobierno, ni el equipo de gobierno deba responder de estos modos. Pensemos bien si la situación del país justifica unas intervenciones como las vividas hoy”, ha añadido.