Villalpando y Cerecinos de Campos han sido este fin de semana el epicentro de resistencia ciudadana a las macrogranjas de porcino que proliferan por toda la comunidad.

Este domingo más de 150 personas han participado en una concentración en la zona donde una empresa integradora trata de construir en una macrogranja de 3.500 madres en el término municipal de Cerecinos.

A este III Encuentro Estatal de Ganadería Industrial han acudido este fin de semana personas procedentes de todo el país, que han mostrado su preocupación por los problemas medioambientales y de salud generados por estas instalaciones industriales.

En las dos ediciones anteriores, este encuentro nacional se celebró en Huesca y Cuenca. Este año, y ante la proliferación de granjas en Zamora los organizadores decidieron elegir Cerecinos para visibilizar este problema.