El grupo leonesista señala que tan solo una cantidad de 22,5 millones de euros a invertir en la provincia es insuficiente. Teniendo en cuenta las necesidades reales, el resto de la cuantía aún abultada, solo sirve para la inversión del AVE gallego a su paso por Zamora.

Según los índices económicos de Zamora, muy por debajo de la media, la situación de desempleo y la despoblación galopante, se hace necesario una planificación económica favorecedora que permita que la situación revierta cambiado la tendencia a corto plazo, para evitar riesgos de mayor alcance, que pudieran considerarse irreversibles.

Ante el proyecto de presupuesto UPL pide a los parlamentarios zamoranos actúen en conciencia con el pueblo que les ha elegido y voten «no» a los presupuestos, que se ríen de los zamoranos y por ende de sus representantes, no presupuestando nada para la provincia.

Con unos presupuestos que no van a ninguna parte, Zamora queda igual que estaba, peor porque la situación desfavorecida no tiene el remedio económico para su solución, porque el gobierno se lo niega.

Quedan sin atender incluso, las obligadas de mantenimiento por el carácter de titularidad estatal, como las murallas, las reparaciones en los azudes del Duero, la reparación de las aceras de la calle Cardenal Cisneros o la participación en el museo de Semana Santa.