Valparaíso acogerá este viernes la sexta edición del festival de música ValpaRock. Un certamen musical que tiene como principal objetivo situar a esta pequeña localidad zamorana en el mapa musical nacional y de paso, luchar contra la despoblación creando riqueza y actividad cultural.

Este año, los organizadores han previsto la presencia en Valparaíso de los grupos Reincidentes, Kaotiko, La Kontra, Esguinze de Frenillo y Oveja Modorra.

El precio de la entrada es de diez euros, que da derecho a una consumición, eco vaso del festival, pulsera de acceso, derecho a parking y acampada

Los organizadores aseguran que el festival es fruto del trabajo de un grupo de amigos que “lucha desde Valparaíso, un pueblo situado en el noroeste de la provincia de Zamora, un pueblo de SOLO 30 habitantes, una de las zonas más despobladas de España, eso sí, en verano se incrementa la población más del 1000%, pero nosotros no vamos a dejar de caminar y luchar por nuestra zona, nuestra gente, nuestra ilusión…. Viendo el panorama musical, que abunda por la zona, hemos intentado hacer un nuevo festival Punk-Rock, ya que somos consumidores habituales de este tipo de música”.

Recuerdan desde la organización que “todo empezó en el año 1997 con el I ValpaRock, donde actuaron Porretas y Versículo III”. Desde entonces, “han sido muchos años de buscar nuevos grupos para los diferentes carteles y sobre todo buscar financiación y hacer que el festival sea sostenible económicamente”

En la última edición, el 5º ValpaRock, en 2017, “conmemorando el veinte aniversario del festival, el cartel incluyó a algunos de los grupos más importantes del género como Gatillazo, Boikot, Porretas, Zumo de Cebada y Esguinze de frenillo”.

Aseguran desde la organización, el grupo juvenil Los Payerotes, que “el dinero recaudado se destinará al igual que todos los beneficios que produzca el festival (barra, bebidas, comida, etc.) a pagar los gastos derivados de montar este tipo de festival (músicos, alquiler  grupo electrógeno, alquiler equipo de sonido, iluminación, seguros obligatorios, factura de luz y agua, etc.). Todos los demás trabajos (camareros, porteros, organización, cocineros, etc.) se realizan de forma voluntaria y altruista por personas de la localidad”