La III edición del Festival Vete al Fresco ha comenzado este sábado, 7 de julio, y estará presente en Zamora hasta mediados de octubre. En él, se sucederán actuaciones, en su mayoría musicales y cómicas, donde los artistas zamoranos contarán con espacios para actuar y darse a conocer, y donde los hosteleros podrán dinamizar su actividad abonando una pequeña cuota.

Las terrazas de los bares y restaurantes acogerán una gran variedad de conciertos en acústico, cuyo volumen habrá de estar dentro de los parámetros estimados por el Ayuntamiento para no molestar a los vecinos. Podrán enmarcarse dentro del formato vermú –de 12:00 a 16:00-, o dentro del formato tarde –de 19:00 a 00:00-.

Con este festival se pretende potenciar la oferta cultural de la ciudad aportándole música de calidad en directo. Este año ha aumentado el número de establecimientos interesados en la iniciativa, y son ya alrededor de 45 las actuaciones confirmadas. Esto llega después de que las dos ediciones anteriores cosecharan un creciente éxito.